Ya somos 25297 personas en Bolsa.com - 15 on-line

El equilibrio soñado

El debate entre crecimiento y austeridad en Europa sigue su curso; un debate con todo el sentido del mundo pero que a mi juicio debería haber tenido lugar hace años atrás. Recordemos que la delicada salud de las cuentas públicas, se debe precisamente al resultado de políticas de gasto con un supuesto objetivo de impulsar la economía. Sin embargo el gasto fue desmedido, sin estímulo y desarrollo de sectores estratégicos y en su mayoría destinado a un sector bancario que en la actualidad estaría reducido de forma importante, de no ser por los apoyos recibidos vía BCE y vía papa estado.

¿Serán capaces de encontrar el equilibrio justo entre crecimiento y ajuste fiscal? Ojala sea así, ojala ahora las cosas se hagan bien pero para ello, para intentar hacer las cosas bien, en primer lugar deberíamos aprender las lecciones del pasado y ciertamente, tengo mis reservas al respecto. Sin ir más lejos, desde el FMI siguen animando a apoyar entidades bancarias con dinero público y a mi entender, si hay algo que nos ha quedado claro en los últimos tres años, es que a pesar de que los bancos han sido los principales beneficiarios de los importantes rescates que han tenido lugar, lo cierto es que de poco o nada ha servido, pues su salud, sigue siendo muy discutible.

Parece que con la crisis política de Holanda y Francia se ha reabierto intensamente el debate entre crecimiento y déficit y el crecimiento parece ahora el remedio a todos los males, parece que todos; FMI, BCE, e incluso Merkel, defienden ahora el crecimiento y parece que en ese sentido van ahora las cosas. En ese sentido se refirió ayer el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, que explicó que el crecimiento es la principal prioridad para los líderes europeos. “Nos reuniremos de nuevo en junio en el Consejo Europeo (los días 28 y 29) para tomar decisiones importantes y no excluyo convocar en una fecha anterior una cena informal de líderes para un intercambio de ideas abierto”.

Como la esperanza es lo último que se pierde, esperemos que los errores del pasado se tengan en cuenta, esperemos que en caso de que se tomen medidas para impulsar el crecimiento, éstas se hagan llagar a la economía real y no caigan en saco roto porque… la herencia del pasado (delicada salud de las cuentas públicas) deja poco o ningún margen para el error.

Asesoramiento de inversiones

0 Respuestas a “El equilibrio soñado”


  • Sin comentarios

Dejar un comentario