Ya somos 24904 personas en Bolsa.com - 13 on-line

¿Han funcionado realmente los Quantitative Easing?

En las próximas semanas vamos a analizar la incidencia que han tenido las políticas monetarias no convencionales que se han venido materializando en los últimos años en los distintos países. Comenzamos este análisis por países con UK, donde han recurrido a este tipo de políticas monetarias no convencionales con el objetivo de reavivar el gasto del consumidor y estimular la economía. Después de que el Banco de Inglaterra bajara los tipos al 0,5% en Marzo 2009 (recordemos que finalizó el 2008 con tipos al 2% tal y como podemos ver en el gráfico), anunció la compra de 200.000 millones de libras en activos, principalmente deuda gubernamental o “gilts”. En Octubre del 2011 se amplió el programa en otros 75.000 millones de libras, en Febrero del 2012 se amplió en otros 50.000 millones y en Julio en otros tantos, totalizando 375.000 millones de libras.

clip_image002

¿Cómo funciona esta flexibilización cuantitativa?. El Banco de Inglaterra crea nuevo dinero y lo utiliza para comprar deuda gubernamental en manos de inversores privados, tales como fondos de pensiones, entidades financieras y compañías aseguradoras. Estos inversores, con el dinero que han obtenido y dado que los tipos están tan bajos, lo invierten en la compra de otros activos como bonos corporativos o acciones o lo prestan a empresas y particulares (aunque de esto habría mucho que hablar…). En la teoría, el objetivo es inyectar dinero en la economía directamente.

¿Han funcionado realmente los QE en Reino Unido?

Si bien es cierto que tras la primera ronda de flexibilización cuantitativa el PIB llegó a cotas de crecimiento cercanas al 2% anual, también es cierto que no sabemos en qué medida ayudaron los QE a este crecimiento. Lo que sí que es cierto es que el crecimiento del PIB desde finales del 2010 ha ido reduciéndose hasta llegar a la actual situación de estancamiento (y eso que hemos tenido los Juegos Olímpicos de Londres…) llegando a la actualidad a una tasa interanual del 0%. Podemos verlo en el siguiente gráfico:

GDP PRELIMINARY

clip_image004

También podemos verlo en éste otro: producción industrial, con crecimientos negativos desde mediados del año pasado.

INDUSTRIAL OUTPUT % CHANGE OVER YEAR

clip_image006

Los QE tampoco han logrado mejorar el mercado de trabajo, ya que la tasa de paro se mantiene desde hace 3 años en el 8%, muy por encima del 5% que teníamos en la época pre-crisis.

UNEMPLOYMENT RATE

clip_image008

Con este panorama en el empleo se hace muy difícil alcanzar uno de los objetivos de estas medidas no convencionales de política monetaria: reavivar el gasto y la confianza del consumidor. Vean en el gráfico siguiente la evolución del dato de ventas minoritas: si bien se recuperan ligeramente desde el 2009, existen una gran cantidad de altibajos:

RETAIL SALES % CHANGE OVER YEAR

clip_image010

Resumiendo: pese las medidas no convencionales la mejora económica podríamos calificarla de débil. Sin embargo, estas medidas sí que tienen 2 consecuencias negativas importantes:

1. Fuerte incremento del endeudamiento del país que le ha llevado a elevar el ratio de deuda sobre PIB hasta el 85%.

clip_image012

2. A pesar de que en los dos últimos años se ha corregido ese déficit más que excesivo, el déficit de Reino Unido sigue estando en niveles elevados e incompatibles con el nulo crecimiento económico.

3. clip_image014

En resumen, a pesar de los efectos negativos en términos de endeudamiento y déficit, la inyección de liquidez no ha llegado a la economía real. Los bancos no prestan dinero (ni a particulares ni a empresas) y el amplio conjunto de la sociedad cada vez es más pobre y con un panorama bastante sombrío por delante.

Fuente de los gráficos: Reuters y Eurostat

@AnaRafels – AR EAFI, Asesoramiento Financiero Independiente

0 Respuestas a “¿Han funcionado realmente los Quantitative Easing?”


  • Sin comentarios

Dejar un comentario