Ya somos 21048 personas en Bolsa.com - 12 on-line

“Morimos” con las botas puestas

Mantener un perfil público activo en la red tiene su riesgo. Hay riesgos que uno puede valorar y otros que resultan incontrolables. Lo mejor es ser prudente y no expresar algo de lo que después te puedas arrepentir.

Ayer, la Compañía para la que trabajaba tuvo a bien proceder a mi desvinculación, que es la forma fina de decir que me despidieron.

Tenía un presentimiento, y las “quinielas” lo avalaban. Me desperté el viernes muy temprano, a las 4 de la madrugada, redacté la carta de despedida para mis compañeros, y me preparé para mi “entierro”.

Mi compañero y yo presentíamos que íbamos a “morir”, así que fuimos preparados para la ocasión, nuestro mejor traje, nuestros mejores zapatos, fotos a la salida de la oficina,…Gallardía hasta el final. “Morimos” con las botas puestas.

Nuestro último acto fue una reunión programada de trabajo importante fuera de nuestras oficinas, teniendo ya constancia que seríamos despedidos a mediodía.

Hoy, inicié una nueva vida, un nuevo proyecto. Yo, y mi marca personal, estamos preparados para afrontar el reto, salir al mercado a ofertar mis servicios, lo que mejor sé hacer. Uno es su propia empresa, tiene unos servicios que ofertar en el mercado a sus potenciales clientes, y sé que puedo aportar valor a los mismos.

Siento verdadero pesar por no haber sido capaz de convencer a la Compañía de mi valor, del valor diferencial de mis conocimientos puestos a su servicio. Bueno, pienso que fue un cliente fallido dentro de la estrategia de mi negocio, del valor de mi marca.

Algunas veces uno no entiende las razones del despido, pero eso no importa. Las empresas toman a diario decisiones, buenas y malas, y con ellas escriben sus historia, sus resultados empresariales. Lo importante es uno, los servicios que es capaz de prestar y por los que se le valora en el mercado de trabajo.

Hace varios años escribí un artículo sobre el valor del capital humano y su importancia en las empresas, conviene leer las primeras páginas:

“El Capital Humano es el valor que tiene el talento de las personas, su buen hacer, para crear riqueza en las organizaciones. Es el valor resultante de la aportación de las personas a las organizaciones, si no es útil o no aporta VALOR no es Capital Humano, es Gasto”.

“Queda medianamente claro que además de medios financieros, las empresas necesitan Capital Humano y sin él no pueden funcionar. La conjunción de Capital Financiero y Capital Humano es la que constituye la empresa.

No podemos imaginarnos una empresa sin Capital Humano, sería inviable.”

“Hay que tener en cuenta que no todos los recursos humanos disponibles en una empresa tienen por qué constituir su Capital Humano…”

Por mi parte qué deciros… ¡¡¡SOY CAPITAL HUMANO!!!

Nos veremos en Bolsalia y en 2nd E-Congress de Retail Meeting Point, seré parte activa en los dos eventos.

Aquí tenéis el enlace a:
El Valor del Capital Humano en las empresas

5 Respuestas a ““Morimos” con las botas puestas”


  • Mi más sincero mensaje de ánimo desde aquí. Parece muy claro como funcionan las cosas en éste país. La sensación es que da igual como hagas las cosas, si bien o mal, da igual los profundos conocimientos que puedas tener en ésta u otra materia… llegará un momento en que resultarás “caro”, y en ese momento, la empresa prescindirá de tus servicios, sin tener en cuenta lo que has aportado, lo que aportas, y lo que puedes aportar en un futuro…

    A mi que me expliquen cómo vamos a mejorar en productividad si los mejores van a la calle…”poniéndole horas”? Así, aparte de defraudar, no hacemos nada, porque las cosas se construyen a partir del conocimiento, no a partir de “ponerle horas”…

    Un saludo

    • ¡Gracias! Albert por tu comentario.
      A veces cae uno en un fuego cruzado y ¡zas!

      Dejé proyectos abiertos muy importantes que se ejecutarán.
      Los dos más importantes nadie me los solicitó, sólo fueron inventos míos que supondrán fuertes ahorros de costes operativos.

      Hasta pronto.

      Un cordial saludo. Paco.

  • Buenas Francisco,

    Animo en todo este proceso, y enhorabuena por ser un profesional hasta el ultimo momento. Creo que lo que hace sobre salir a una persona en el ámbito profesional es su motivación para ser cada día mejor profesional, y que siguiendo esta forma de entender el trabajo es mucho mas sencillo llegar lejos.

    Tenemos un entramado en las empresas y en instituciones donde la meritocracia esta ausente y para mi es uno de los principales problemas de este país.

    Nada nos vemos en Bolsalia y no dejes de intentar montar tu propio negocio, así comenzaremos a tener el frente de las empresas gente con talento.

    Un abrazo

  • Mucha suerte!
    Hace 6 años dejé un trabajo para escribir sobre bolsa e inversión (mi primer libro: Aleta de Tiburón) y sigo pensando que fue una de mis mejores decisiones en la vida.

    A veces renovarse da pie a nuevos e inesperados caminos.
    ÁNIMO!!

Dejar un comentario