Ya somos 25169 personas en Bolsa.com - 12 on-line

Archivos de la etiqueta 'DIA'

DIA: ¿Qué hago ahora con El Árbol?

Cuando DIA decidió adquirir a Grupo El Árbol es porque vio valor para añadir a su negocio. Sería un error muy grave haber realizado la adquisición sólo para aumentar su cuota de mercado en España y dar que hablar entre inversores después de la venta de DIA Francia.

Siempre tuve a Grupo El Árbol como un complemento perfecto para un operador regional que quisiera ampliar su radio de acción al ámbito nacional, aunque tenía muy claro que a El Árbol habría que apoyarlo con nuevos valores comerciales para hacer que su cifra de negocio por metro cuadrado de sala de ventas aumentase de los 2.590 euros a los 4.000 euros, si no la operación sería de destrucción de valor.
Las tiendas de El Árbol no las podemos agregar directamente al estándar de DIA, son establecimientos comercialmente distintos, aunque de base se dediquen a lo mismo: satisfacer las necesidades de manutención de los clientes de su área de influencia. Así que no es cuestión de cambio de rótulos y de ligeros retoques. Para DIA, El Árbol añade dos nuevas líneas de negocio, la de supermercado y la de cash & carry, y ambas con bajos niveles de productividad y nula rentabilidad. Todo el valor que se pueda extraer de El Árbol lo tiene que producir la acción que DIA acometa sobre estos activos.
Cash & Carry: 30 establecimientos “Max Descuento” con 30.925 m2
El concepto que tengo de ellos es que son de otra época. La mayoría no están adaptados a lo que demanda el cliente profesional actual. La superficie media, además, resulta pequeña en el 50% de los mismos para poder desarrollar el negocio con un mínimo de garantías de éxito (15 establecimientos tienen una superficie media de 684 m2). Sólo 6 tienen una superficie superior a los 1.400 m2 y podrían ser objetivo de algún operador de cash & carry, como Covalco o Miquel.
Éste es el el resumen de los establecimientos por provincia y la superficie instalada en cada una de éstas:

Pero para DIA, los cash plantean un problema adicional y es el surtido, poco asimilable al que actualmente mantienen en sus plataformas. No sería un gran problema si su volumen de facturación fuese alto, pero hablamos de unas ventas aproximadas de unos 80 millones de euros y una distinta visión de suministro de mercancías (no tienen la misma visión y escandallos de compra un mayorista puro y un operador con el foco puesto en la venta minorista).

De cualquier modo, DIA estará analizando este variopinto portfolio pudiendo destinar algunos establecimientos a Maxi DIA, algunos a la venta de activos y otros a su cierre directamente. No creo que DIA vaya a plantearse el desarrollo de cash abiertos al público en general, tipo SUPECO o SUPER CASH, con lo que abriría una nueva línea de negocio distinta y que representa el nivel más bajo del discount. Todavía, cabría otra acción sobre este portfolio como sería la cesión en franquicia (COFO), pero volvemos a lo anterior, es necesario volumen, surtido y visión comercial del formato.
Supermercados: 424 establecimientos “El Árbol” con 290.689 m2
De éstos, 129 tienen una superficie PGC menor de 500 m2 y media 382 m2 (19 son inferiores a 300m2 y media de 230 m2). Superiores a 1.000 m2 de superficie tienen 51 establecimientos y media 1.303 m2.

Lo más probable es que con una venta por m2 tan baja, la casi totalidad del portfolio actual de establecimientos esté en pérdidas. Si lo vemos sólo desde el punto de vista del Ebitda, probablemente el 75% del portfolio esté en pérdidas. Así que el reto para DIA es importante.

Respecto de la tipología de establecimientos, decir que son conceptos distintos de venta. El Árbol realiza venta asistida de todas las secciones de ultrafrescos y en DIA sólo podemos decir que lo realiza en la sección de Frutas y Verduras (al menos de forma similar). Desde luego, las participaciones de ultrafrescos de Grupo El Árbol son mayores, pero las habituales en el sector de supermercados con venta asistida. Pero que nadie piense que con esto DIA se posiciona al nivel de la gestión de frescos de Mercadona… son mundos distintos.
Si nos fijamos en los surtidos de Seca, las diferencias también son muy importantes, tanto en la presencia y peso relativo de Grandes Marcas y como en las de Marca de Distribuidor. En DIA la participación de la Marca de Distribuidor sobre el total PGC Seca es superior al 50% y en Grupo El Árbol del 24%. En El Árbol sus mensajes publicitarios inciden en la “libertad de elección”, frente a los de DIA que hablan de “la mejor relación calidad-precio del mercado” y para ello su estrategia se basa en la reducción de costes de servicio y en la amplitud de los surtidos de su marca propia. Son conceptos distintos de explotación de negocio.
¿Qué haría yo para generar valor?
  1. Reducir las estructuras generales consolidadas. Para ello habrá que analizar las de Grupo El Árbol y pasar muchas de sus actuales funciones a ser dirigidas por la dirección de DIA. El Árbol se convierte en una división de DIA, así que la poca estructura que mantendría sería la de algunos mandos intermedios, especialmente los centrados en el área de operaciones. Así que las áreas de administración, financiera, informática, recursos humanos sufrirían fuertes recortes, con mayor o menor incidencia en personal base y fuerte en dirección y mandos intermedios. Esto supone asumir unos costes de salida puntuales (excluido comité de dirección, alrededor de 3,5 millones de euros), pero a la larga representa una importante reducción de costes anuales (aprox. 100 efectivos y coste anual 3 millones de euros).
  2. Análisis de las plantillas comerciales, agregar volumen y mejorar el resultado conjunto. Con la compra de El Árbol, DIA accede a las plantillas comerciales de Euromadi. No descarto que, después de analizar los pros y contras de pertenecer a una central de compras, DIA pasase a formar parte como asociado de la central de compras Euromadi.
  3. Poner en venta la línea de cash & carry.
  4. Cerrar directamente, traspasar tiendas de enseña El Árbol a DIA, o intentar traspasar a COFO de DIA las tiendas que sean inviables, más bien por ser de reducido tamaño que por rentabilidad. Ya dejé apuntadas anteriormente las más probables. También hay en el portfolio alguna tienda de gran formato y que habría que intentar traspasar o cerrar. Hay tiendas en el portfolio de El Árbol que deben mantenerse bajo esa enseña, ya que no estarían en mercados objetivo de DIA por tipología de cliente.
  5. Revisar el posicionamiento logístico de “DIA+El Árbol” y reducir el número de plataformas (10 almacenes con 76.900 m2 de superficie aporta El Árbol), o reposicionar las funciones que cumple cada una de ellas.
  6. Analizar y racionalizar los surtidos de El Árbol, ya que habrá muchas referencias en alta que estarían incorporadas con tal de obtener atípicos de proveedores, pero que en un análisis global de rentabilidad deberían causar baja.
  7. Bajada de precios de venta generalizada del 4%-5% en las tiendas de El Árbol que pudiese hacer crecer sus ventas por m2 de sala de ventas un 30%.
Como podéis imaginar, no sólo con el desembolso del precio de compra DIA finaliza su inversión en El Árbol, sino que deberá destinar al menos unos 100.000 euros por cada establecimiento para reparaciones, muebles obsoletos, cambio de rótulos e informática,…
Los lectores que están en el sector de la distribución alimentaria no van a encontrar nada nuevo en este artículo, es más bien para los lectores del mundo de la inversión a los que estas reflexiones les pueden ayudar a analizar con mayor profundidad los retos que tiene por delante DIA y cómo la solución de éstos puede agregar valor a la compañía.
—————————-
Puede ser de interés la lectura de otros artículos publicados:

DIA, objetivo global cumplido 2011-2013

Cada vez se me hace más difícil el análisis de los resultados de DIA. Las actividades interrumpidas vienen distorsionando los modelos que utilizo de seguimiento de resultados y valoración.

Desde su Salida a Bolsa el 5 de julio de 2011, el plan de negocio de 2011 a 2013 que nos expresaron (apartado 13.3 del documento registrado en CNMV y que expresé aquí) ha ido cambiando, y todo para mejorar las expectativas futuras del mismo, quitando el lastre de lo que para mí era inviable y se incluía en el paquete de Salida. Lo que no añadía valor al grupo, ya lo expresé en “Dia ¿una inversión de valor?” en la página 95, posteriormente en Bolsalia 2012 (aquí) y en otros artículos de este mismo blog. Así que, una vez la empresa salga del mercado francés (antes lo fue de Beijing y Turquía), sólo quedaría salir de su exposición no rentable de Shanghai. Las pérdidas de Shanghai de operaciones continuadas en 2011 fueron de 7,55 millones de euros en 2011 (6,15% s/ventas), en 2012 de 7,24 millones (-4,88% s/ventas) y en 2013 de 14,39 millones (-8,52% s/ventas). La verdad, es que DIA en China pinta poco y más bien parece una estrategia para dilatar la comunicación de su salida. DIA saldrá pronto de ese mercado y centrará sus actividades en Iberia (España y Portugal), Brasil y Argentina.

Por un lado, habría que analizar el coste de oportunidad de permanecer en esos mercados y exigir responsabilidades a la dirección por empecinarse en mantenerse en los mismos. Por otro, es necesario ver si se cumplieron las expectativas de generación de recursos que se expresaron en la Salida a Bolsa y que son las que le dieron sustento a su valoración.

 

Año
Datos en .000.000 €
Bº neto cons.
Depositado CNMV
Ebitda ajust.
Depositado CNMV
Bº neto cons.
cierre ejercicio
Bº Operac. Cont.d/.Imp.
cierre ejerc.
Ebitda ajust. cierre ejercicio
2011
89,71
540,05
94,37
94,37
558,42
2012
137,66
605,89
146,38
153,84
609,44
2013
204,82
677,17
196,05
190,93
641,60
Total
432,20
1.823,12
436,82
439,14
1.809,46

 

Hasta aquí, la dirección de DIA ha cumplido prácticamente al milímetro sus compromisos globales con los accionistas. Sólo me cabe pensar qué hubiese ocurrido con estas cuentas, si en lugar de destinar capex a los negocios que serían desvinculados se hubiesen destinado a Iberia o Brasil (coste de oportunidad) y cuáles hubiesen sido los resultados reales si no se hubiesen absorbido pérdidas de Beijing, Turquía y Francia y tuviésemos la generación de recursos de la inversión alternativa.

Respecto de la situación a 2013 de distribución geográfica de la generación de ebitda y ventas, hay diferencias importantes respecto al plan negocio inicial. Ni Francia ni los Países Emergentes se han comportado según estas estimaciones:
  • Con diferenciales de pesos relativos de ebitda ajustado de -8,6pp. (20% a 9,4%) para Francia y de -8,1pp. (20% a 11,9%) para Emergentes.
  • Con diferenciales de pesos relativos de ventas de -6,0pp. (25% a 19%) para Francia y de -2,5pp. (30% a 27,5%) para Emergentes.
Iberia, y especialmente España, sigue siendo el principal granero de ventas y generación de ebitda del Grupo DIA.

Y por último, los objetivos para los próximos años quedan expresados en el plan de incentivos en acciones para 250 ejecutivos de la compañía, si el ebitda ajustado generado de 2014 a 2016 alcanza los 2.030 millones de euros (aquí). Éste es el que va a marcar realmente las expectativas de explotación de la empresa a tres años vista y que supone un esfuerzo adicional para el período del 5,46% sobre los obtenidos en 2013 (641,6 x 3 = 1.924,8 millones), pese a la reducción del producido en Francia que dejará de aportar unos 60 millones de ebitda (60,2 millones en 2013).

—————————-
Puede ser de interés el artículo “DIA: impacto de la venta del negocio en Francia” (aquí).


DIA, alejándose cada vez más de su valor fundamental

En febrero del 2013 dejé una valoración por DFC de Grupo DIA de 5,8 euros/acción (aquí), pero expresé que veía más probable la parte alta de la tabla de sensibilidad y que su valor podría ser de 7,01 euros. Hoy, pienso que esta valoración está totalmente desfasada y expresa unas expectativas de negocio que se vienen mostrando inalcanzables.

La valoración de febrero se basaba en unas expectativas de ventas netas para 2013 de 11.042 millones de euros, un ebitda de 756,97 millones, un ebit de 442,79 millones, un beneficio antes de impuestos de 395,76 millones y unos flujos de caja libre de 313,72 millones. Todo esto después de encajar el nuevo negocio de Schlecker (podéis leerlo en el artículo anterior o ver estas dos imágenes aquí y aquí).

Después de la publicación de los Resultados del 3T’ 2013 y viendo que no alcanzará las expectativas propuestas, pese a la influencia positiva de la venta del negocio de Turquía, vuelvo a realizar una nueva valoración por DFC. Para realizar una valoración de este tipo, como ya sabéis, hay que tener una perspectiva bastante clara a largo plazo de su generación de flujos de caja y de los consumos de inversión necesarios para mantener el negocio en crecimiento. Tenéis claro que no trabajo en DIA, ni tengo acceso a datos que no sean los que ésta hace públicos para todos los inversores, así que sólo me puedo guiar por mi intuición y experiencia en el sector.
Respecto de las ventas, ya las comenté en este artículo de octubre “El motor de DIA parece gripado” (aquí), donde expresaba mi temor a que DIA pudiese alcanzar sus objetivos si Iberia se estancaba y Francia seguía decreciendo a tasas cercanas al 9%.
La nueva Cuenta de Pérdidas y Ganancias que estimo más plausible para los próximos años es la imagen adjunta, donde ya se incorpora el negocio de Schlecker desde febrero del 2013: 



Los datos expresados históricos tienen descontados el “efecto chino”, pero no el turco. Las estimaciones de 2013 en adelante tienen ya descontado también la salida del mercado turco y expresa mis mejores expectativas con el negocio tal y como se encuentra actualmente (Shangai no se incluye, es un negocio con el cartel de “se vende” y su resultado se expresa en “interrumpidas”).

El Beneficio Neto Consolidado para 2013 se estima en 206,16 millones de euros, con un BPA de 0,34 euros/acción una vez realizada la cancelación de 28.265.442 de acciones que se amortizaron en agosto (aquí). Las previsiones iniciales de Grupo DIA depositadas en CNMV para su Salida a Bolsa estimaban un Beneficio de 204,82 millones y BPA 0,30 euros/acc. (aquí) y todo sin tener en cuenta – al menos no lo expresaron – la desinversión de Turquía, la de parte de China y la discontinuidad del resto y la adquisición de Schlecker.

En base a esta Cuenta de P y G consolidada, a los flujos de caja que genera, al plan de inversión estimado a desarrollar, a la tasa de crecimiento a perpetuidad de los flujos de caja necesarios para calcular el valor terminal y a la tasa de descuento calculada (wacc después de impuestos) obtendría la valoración.

El proceso de la valoración es similar al que se expuso anteriormente en “Dia, ¿una inversión de valor?” con lo que nos ahorraremos los detalles.

La tasa wacc que utilizaremos es del 9,47%, adecuada como media para los riesgos implícitos de su negocio y países donde opera. 

El Capex estimado para el desarrollo de negocio se encuentra para 2013 y 2014 en un rango superior a lo que estimó DIA para su plan de negocio en la Salida, pues hay que poner en marcha un remodeling adicional de 169,06 millones de euros para Schlecker (mi estimación). En 2013 ya expresó DIA que invertiría unos 350 millones de euros, concentrando su inversión en España, Portugal, Brasil y Argentina, y todo esto sin incluir la línea de negocio de Schlecker. El Capex acumulado consumido hasta el 3T.’2013 asciende a 233,9 millones de euros (RH -1,8%).



En esta valoración de aproximación se estima una tasa “g” de crecimiento a perpetuidad de los FCL del 0,75% posteriores al 2017 y en base a ella obtenemos un valor terminal de 3.605,91 millones de euros.

El valor de empresa obtenido es de 3.441,39 millones de euros (en VAN VT representa el 79,87%), siendo el valor de los fondos propios de 2.697,81 millones. Bajo estas hipótesis el valor de la acción de Grupo DIA sería de 4,18 euros, muy inferior a su cotización actual por encima de los 6,6 euros.

Si observamos el resultado de la valoración por DFC respecto a la situación en el mercado de operadores de referencia (grandes operadores internacionales), apreciaremos que el valor estimado de 4,18 euros alcanza multiplicadores ligeramente superiores para Ebit e inferiores cuando interviene en el denominador el Ebitda o las Ventas. En realidad, DIA debería cotizar con descuento respecto de estos grandes operadores (Ahold, Dollar General, Walmart, Carrefour, Jeronimo Martins, Casino, Morrison y Delhaize Group), al menos por el diferencial de volumen de negocio que tiene con la mayor parte de éstos (aquí).

Si nuestras estimaciones son distintas a las tasas “wacc” y “g” expresadas, obtendremos otros valores y que se expresan en la tabla de sensibilidad adjunta: 


El valor promedio de la acción de DIA en esta matriz de sensibilidad es de 4,34 euros/acción.

Con esta valoración yo no entraría en estos momentos, sino que esperaría a que la dirección de la compañía exprese nuevas estimaciones de resultados para los próximos años, ya que las desinversiones realizadas, la compra de Schlecker, la puesta en marcha de DIA Fresh (parece atascado aún), la paralización de ventas en Iberia y una posible salida del mercado francés podrían cambiar totalmente las expectativas sobre la compañía.

Y ahora me pregunto ¿por qué hay analistas que tienen precios objetivos muy superiores? ¿disponen de mejor información? Estas son las valoraciones que encontré en Invertia: Citi 7,2 euros ; Bankinter 6,9 euros y Société Génerale 7,4 euros (aquí)

PD.- Este análisis no puede considerarse una recomendación de compra o venta de títulos de DIA, es simplemente una opinión. ¡Cada cual que cuide sus inversiones!

DIA, cada vez más cara respecto a las empresas de su sector

Desde su Salida a Bolsa el 5 de julio del 2011 con un precio de 3,5 euros, las acciones de DIA no han dejado de subir. Actualmente cotiza con uno de los PER más altos de su sector y sin embargo sus expectativas de negocio no han variado apenas respecto a su plan de negocio inicial (ver aquí). ¿Qué está ocurriendo? O el mercado está loco o los analistas no ven los riesgos que veo yo… posiblemente, yo sea el que no perciba la realidad de su valor.

He seleccionado los operadores del sector de la distribución alimentaria competidores de DIA que consideré más relevantes, aunque todos tienen un volumen de facturación superior y no operan en los mismos mercados. DIA debería de cotizar con algún descuento respecto de la valoración que surgiese de las ratios de estas empresas, salvo que la rentabilidad esperada fuese muy superior. Como se observa en la imagen adjunta, la rentabilidad de DIA es inferior a la de los operadores seleccionados (1):

A continuación os pongo los multiplicadores calculados desde el cuadro anterior y que nos servirán para aproximar un precio de las acciones de DIA:

En base a estos multiplicadores, sobre las ventas, el beneficio y el cash flow, las acciones deberían cotizar alrededor de la media del mercado, sobre los 5,04 euros/acción.


Pero hay que hacer algunas salvedades sobre los valores extremos, como la empresa Jeronimo Martins que incorpora cierta actividad de fabricación de grandes marcas para Portugal y eleva las ratios. Para obviar los extremos, deberíamos utilizar la mediana de los valores, y esto situaría el precio de acuerdo al mercado en 4,40 euros/acción.
Algunos, podrían pensar que sería adecuado aislar el book value de los coeficientes de cálculo, al ser un coeficiente muy lesivo para DIA por su bajo Patrimonio, con lo que tendríamos precios de mercado para la media de 5,51 euros y para la mediana de 4,83 euros/acción.

La media de los cuatro precios expresados es de 4,95 euros/acción. La cotización del día 28-11-13 estuvo sobre los 6,80 euros por acción, lo que representa un 37,37% superior al precio medio que debería tener en el mercado.

Si en los múltiplos utilizados de empresas comparables introducimos para la valoración el EV, tendríamos un rango de precios objetivos de 4,33 euros en la media y de 4,05 euros en la mediana. Ambos son muy inferiores a la cotización de mercado actual de DIA.

 

La media de los últimos precios comentados es de 4,25 euros, muy inferior a la cotización actual de DIA.

Si DIA tuviese una rentabilidad (% beneficio sobre capitalización) similar a la de los Operadores de referencia seleccionados, debería cotizar en la media sobre 4,67 euros, o en la mediana mejor sobre 4,41 euros.

En noviembre de 2012 (aquí) y en mayo (aquí) del mismo año publiqué este mismo análisis. Esta nueva actualización expresa crecimientos respecto a los anteriores precios, pero en línea con la evolución del sector.

En resumen, en cualquier caso DIA cotiza hoy (08-11-2013) a 6,49 euros, un precio muy superior al estimado por multiplicadores de empresas comparables (30%-35% superior).

Sólo cabría una explicación a este sobreprecio, y es que las expectativas futuras de beneficio de DIA sean muy superiores a las del conjunto del mercado y yo no las haya tenido en cuenta (¿?).

(1) Los datos de DIA de 2013 corresponden a mis estimaciones de cierre de ejercicio. En otro artículo os dejaré la cuenta de pérdidas y ganancias que estimo hasta el 2016.

Puede ser de interés la lectura de “El motor de DIA parece gripado” (aquí)

El motor de DIA parece gripado

Después del ruido mediático de la publicación de los Resultados del 3T. del 2013 del Grupo DIA, no me queda más remedio que revisar pausadamente los mensajes que se transmitieron e intentar descifrarlos (aquí está el informe publicado). Hoy sólo voy a hablar de sus ventas.

Cuando una empresa explota tiendas propias y también es la franquiciadora de un número importante de éstas (el 44,5% de su parque total de tiendas, excluidas las 1.130 de Schlecker) la salud a largo plazo de la empresa la tenemos que analizar a través de la demanda que provoca en sus clientes (el gasto que estos realizan en la enseña) y de la rentabilidad final que la empresa es capaz de obtener por su gestión directa y de intermediación con sus franquiciados.

Lo primero que voy a explicar es el perímetro de consolidación actual y que no guarda relación con los datos históricos publicados en el año anterior. Los datos históricos que incluye DIA en su presentación de estos primeros nueve meses están ajustados, al tener descontados las actividades de Turquía (por la venta del negocio, aquí ) y las de Pekín (interrumpidas, por estar pendiente su venta). Por otro lado, desde el 1 de febrero del 2013 se incluye el negocio de Schlecker (210,6 millones de euros de ventas brutas bajo enseña -demanda o gasto que dijimos anteriormente- en los nueve primeros meses del año) y que no corresponden a un crecimiento orgánico, sino a la adquisición de esta compañía por 67 millones de euros (ver aquí) que se desembolsaron en casi su totalidad en el 1T.’2013.

Iberia (España y Portugal)

Teniendo en cuenta estos hechos, las ventas brutas bajo enseña (el gasto de los clientes, lo que pagan los clientes en línea de caja) durante el 3T. del 2013 en Iberia, excluido Schlecker, fue de 1.500,9 millones de euros, suponiendo un exiguo crecimiento del 0,68% respecto al año anterior, pese a las 134 aperturas realizadas en el 2013. Este mismo dato, pero acumulado con los 9 primeros meses del año expresa un crecimiento de sólo un 0,13% (de 4.364,7 millones de euros del 2012 a los 4.370,3 millones del 2013) . Si realizamos el mismo cálculo, pero con la venta neta (sin incluir IVA) y excluyendo Schlecker, el resultado para los 9 primeros meses del año sería de -1,35%, y eso pese a las aperturas comentadas.

Pero DIA también nos aporta un dato muy relevante, como es el de las ventas brutas bajo enseña a superficie comparable (LFL), donde expresa un decrecimiento del 2,7% en el 3er. trimestre y de un 2,9% en los 9 primeros meses acumulados del año. Este es el dato realmente clave y revelador de la situación de la demanda (gasto) de los clientes en las tiendas bajo enseña DIA. Si revisamos el Informe Anual de Resultados de 2012 (aquí), observaremos que se obtuvo un crecimiento LFL del 1,7%, aunque en el 4T.’2012 sólo alcanzó el 0,2%.

Para poner en perspectiva estos datos de ventas y ver si realmente los clientes compraron un mayor volumen de alimentos os dejo el IPC de la alimentación excluido bebidas de enero a septiembre de España el +1,2% y de Portugal de enero a junio el +1,7%.

Francia

En Francia, DIA va mal. Es de todos conocido y ya lo he expresado en más de una ocasión… lo mejor para el Grupo sería la venta de sus 877 tiendas a un operador local (apunto a Casino o a Carrefour), aunque pierda los 2.000 millones de euros de venta que representa. Lo difícil, es obtener un buen precio que cubra al menos la inversión realizada en el país.

DIA en Francia hizo una fuerte apuesta con el cambio de enseña, cuando pasaron las tiendas de ser ED a DIA, pero ésta no obtiene resultados.

Las ventas brutas bajo enseña LFL en el 3T. del 2013 descendieron un 8,8% respecto al mismo período del 2012, siendo este descenso más acusado para el acumulado de los 9 meses transcurridos del año que alcanza el 9%. En el ejercicio del 2012 las ventas brutas LFL descendieron el 6,9%, alcanzando el descenso en el 4T. un 8,9%.

Si nos fijamos en las ventas netas de estos primeros 9 meses del año el descenso es del 9,2%, estando este pequeño diferencial entre la venta bruta y la neta explicado por haber disminuido en 9 tiendas su número de establecimientos.

En Francia, el índice de precios de los alimentos se mantuvo casi inalterado, el +0,1% de enero a septiembre.

Países emergentes (Brasil, Argentina y Shanghai)

No tenemos el desglose de venta por países LFL, así que os comentaré en bloque sus resultados.

Las ventas brutas bajo enseña LFL (a divisa constante) crecen un 16,7%. La venta neta en euros en estos 9 meses alcanzó los 2.342,6 millones de euros, creciendo un 10,8%, pero hay que tener en cuenta que aumentó en 211 el número de establecimientos (+15,5%).

Para matizar estos datos (especialmente en venta bruta LFL a divisa constante) habría que tener en cuenta cómo se comportaron los índices de precios de alimentos excluidos bebidas alcohólicas de cada país:
  • Brasil, enero-agosto: +5,5%
  • Argentina, enero-agosto: +5,4%
  • China, enero-septiembre: +4,1%
y sus tipos de cambio al 3T. del 2013 respecto al euro:
  • Argentina: +28,3%
  • Brasil: +19,5%
  • China: +2,2%
Decir por último que no sabemos nada del comportamiento de las tiendas DIA Fresh, de su evolución y de los resultados alcanzados a la fecha. Hay que tener en cuenta que estas tiendas junto con las de Schlecker transformadas en Clarel, se nos ha inducido a pensar que serán las que afianzarán los crecimientos de DIA. Me me temo que es “más ruido que nueces”, ya que la venta media de estos formatos es muy inferior (pero que muy inferior) a una tienda DIA Maxi que es el verdadero motor de la compañía.

¿Habrá llegado el modelo de tienda DIA a su nivel de incompetencia?
O bien ¿todo es producto del descenso de consumo de los clientes?

Tengo claro una cosa. Las mejoras en las tiendas de DIA, de sus ventas y del favor de sus clientes las secciones, deben provenir de las secciones de ultrafrescos. Actualmente, carecen de carnicería, charcutería y pescadería asistidas, y esto ahora acaba de darse cuenta Juan Roig que es un aspecto muy mejorable en sus tiendas. ¿Acaso no también en las de DIA?

Así que si las ventas a superficie comparable no crecen, esto podría ser una señal de alarma de falta de distanciamiento con su base de clientes. Cuando una empresa se aleja de las demandas de sus clientes suele, tarde o temprano, tener problemas para alcanzar sus objetivos.

Bueno, deciros por último que mantener estos exiguos crecimientos requieren de una inversión (capex) anual de más de 300 millones de euros. Os dejo que penséis…


PD.- Otro día seguiremos hablando de su cuenta de explotación y del valor de sus acciones.

Grupo DIA, la venta de Turquía podría aportar 45 millones en plusvalías


Desde este mismo blog ya venía anunciando que lo mejor para el Grupo DIA es que se desprendiera de Turquía. Tener más de 1.000 tiendas en este país y no ser capaces de rentabilizar su cuenta de explotación era síntoma de algo, algo que no se hacía bien en aquel país.

En esta entrada (aquí), ya hablé de los rangos de precio de su posible salida, apuntando a un rango de 0,35x – 0,5x veces el valor de sus ventas (148-208 millones de euros), aunque expresé como posible comprador al propio Sabanci (su socio con el 40%) cuando finalmente la totalidad de las acciones fueron para su competidor SOK. El Grupo DIA nos comunica, a través de un Hecho Relevante a la CNMV, que la operación se ha cerrado en 320 millones de liras turcas de valor de empresa (al cambio, unos 136,5 millones de euros, unas 0,327x ventas), aunque pendiente de los ajustes finales con el circulante y la deuda financiera hasta el momento de la transferencia real (la toma de posesión). Ahora, sólo queda esperar a que los organismos de competencia de Turquía no presenten trabas a la operación al ser su comprador el grupo competidor SOK, perteneciente a Yildiz Holding.

El valor en libros del 60% de “DIASA DIA Sabanci…” (DIA Turquía), propiedad de DIA, es de 37,234 millones de euros (ver aquí). El valor de la deuda financiera actual de “DIASA Sabanci” es desconocido, y no ha sido comunicado por DIA pese a tener conocimiento del mismo. La mejor aproximación a la deuda financiera nominada en liras turcas aparece en la memoria financiera del 2011 (ver aquí, en la página 91), resultando una tesorería neta de aproximadamente 24,6 millones TRY (10,4 millones de euros) que se aumentaría al valor de empresa para obtener el equity de la operación (todo si sigue permaneciendo en la empresa).

Espero que el beneficio contable para Grupo DIA de esta venta sea de unos 45 millones de euros (desprecio la parte de deuda neta), frente a los resultados negativos que se podrían estimar para el ejercicio por las operaciones de Turquía de 27,7 millones de euros (los del ejercicio de 2012). Si pudiesen agregarse ambos, si los costes de funcionamiento centrales se redujesen proporcionalmente al impacto de la pérdida de Turquía y no hubiese impacto en los costes de suministro por la pérdida de volumen, en este ejercicio los beneficios deberían mejorar en el rango de unos 72,4 millones de euros, aunque sólo serían recurrentes los 27,7 millones de su actividad de negocio corriente. De esta forma, el beneficio neto consolidado del ejercicio del 2013 podría escalar hasta los 301,84 millones de euros, frente a los 229,44 estimados anteriormente en este mismo blog (ver aquí, en la valoración por DFC). El beneficio neto atribuido a la dominante pasaría de los anteriormente estimados 0,37 euros/ acción a los 0,48 euros/acción.

Con esta operación el drama turco ha finalizado. Ahora queda despejar la madeja de China y ver si Francia encuentra comprador (aunque aún no se puso en venta) o se enderezan sus resultados. Respecto de Argentina en otro momento hablaremos, pero no me gusta. Un gobierno que congeló precios hasta el mes de abril del 2013 (no sabemos si continuará después) y que con ello ha propiciado el desabastecimiento de algunos productos básicos como los huevos, no augura nada bueno para las operaciones de DIA en este país.

Bueno, sólo nos resta esperar a la Junta General de Accionistas que se celebrará el 26 de abril para tener una mejor información que la expuesta.

Francisco Fernández Reguero.

DIA ¿rumores o valor fundamental en la subida?

Las acciones de Grupo DIA no paran de subir ¿hasta cuándo continuará su senda alcista? ¿Está apoyada la subida por el valor fundamental de la compañía? ¿Se trata de un calentón de mercado? ¿Hay noticias desconocidas para el gran público que hace que algunos inversores estén tomando posiciones?


Tengo claro que la noticia no es la puesta en venta de las 135 tiendas de la provincia china de Beijing (Beijing DIA Commercial Co.Ltd), con un valor de activo de 13,875 millones de euros y un pasivo de 22,181 millones, y con estos resultados según queda expresados en sus Cuentas Anuales:

Habría que pensar que con “esos números” (12,37% de pérdida sobre ventas), más bien habría que pagar al futuro comprador para que se las quedase. De cualquier modo, un precio de mercado estaría sobre el 30% de su facturación, es decir unos 18 millones de euros, inferior a su pasivo de 22,18 millones. Con esto, a mi buen entender, dejamos acotado el margen de incertidumbre que introduce la decisión de desinvertir en Pekín.

 

Y entonces, ¿qué pinta DIA en China? ¿Podrá mantener sus actividades en la provincia de Shanghai (Shanghai DIA Retail Co.Ltd)?. Creo que lo mejor es releer lo que ya expresé sobre el mercado chino y que también quedó incluido en “DIA ¿una inversión de valor?“. En Shanghai, las dos empresas allí presentes del Grupo, perdieron en 2012 unos 10,38 millones de euros (7% sobre ventas), con un volumen de ventas de 148,3 millones.

 

¿Se estará YA especulando con una salida de Turquía? El grupo Sabanci con el 40% de la sociedad es su principal postor. Sabanci Holdings no es un actor cualquier del mercado, también es socio de Carrefour en Turquía aunque tiene planteada su salida del accionariado, o la toma de control. Sabanci ha planteado a Carrefour una fusión con Migros, y así alcanzar el liderazgo del mercado, o comprarle sus acciones por un precio de 1.500-2.000 millones de dólares (755-1.133 millones de euros). Estaríamos hablando de una ratio sobre ventas de 0,65x a 1x. La capitalización actual de mercado de Carrefour Turquía “SA Carrefour Sabanci Ticaret Merkezi AS” es de 803 millones de euros.

Según el diario lainformación.com, con las notas de la comparecencia del Sr. Currás del día 21 de febrero de 2013, parece ser que están meditando qué hacer con Turquía:

Currás ha explicado que este año tomará una decisión, entre las distintas posibilidades que baraja, sobre las tiendas que mantiene en Turquía (1.093, tras cerrar 22 en 2012), “un mercado complicado por la fuerte competencia tanto en precios como del fuerte ritmo de aperturas del resto de operadores, que abren a ritmos de entre 500 y 600 unidades al año”.

Las ventas de DIA en Turquía se encuentran estancadas (416,8 millones de euros), habiendo crecido en el año 2012 sólo un 1,1%. El resultado del ejercicio fue de -27,75 millones de euros (-6,6% sobre ventas), superior al de 2011 que alcanzó los -8,12 millones. Ya lo dijimos en más de una ocasión en este blog, no nos gusta Turquía, hay algo allí que hace que después de tener 1.000 tiendas no te asegure la rentabilidad ¿error de formato?

Las tiendas de DIA no son comparables a las que Carrefour tiene en este mismo país (en 2011 disponía de 27 hipermercados y 216 supermercados), las de DIA son tiendas con una superficie media de 200m2 y ventas de 430.000 euros por unidad.

Os dejo aquí una imagen esclarecedora del Grupo de empresas, donde he señalado las posiciones más débiles:

Y las cifras de ventas que se obtienen en cada país:


Así, con estos datos, y una estimación de precio por la totalidad de sus títulos en Turquía con una ratio de 0,3x-0,5x sobre ventas (148-208 millones de euros), DIA podría obtener unas plusvalías por su desinversión del 60% de entre 60-102 millones de euros (0,09-0,16 euros/acc.).

Visto el “pequeño” impacto de una posible desinversión en China y en Turquía, parece ser que éstos no serían los elementos extraños que podrían estar detrás del crecimiento de la cotización de los títulos de la empresa. ¿Sería posible que DIA Francia volviese al redil de Carrefour? En este caso, las plusvalías de la desinversión creo que serían mínimas.

Despejadas estas interrogantes, vayamos al negocio “puro y duro” que es allí donde algunos piensan que está el verdadero valor de DIA, en sus tasas de crecimiento, en sus expectativas de negocio.

Valoración de GRUPO DIA por DFC

Este método de valoración nos expresa el valor de una compañía por lo que es, independientemente de las influencias externas de los mercados. Una compañía vale lo que es capaz de generar de caja excedentaria, independientemente del valor de sus activos. El valor de una empresa se obtiene de la sumatoria de los flujos de caja, descontándolos con una tasa de interés según el riesgo/rentabilidad inherente al negocio. Para realizar una valoración de este tipo necesitamos un plan de negocio a largo plazo, unas cuentas de explotación con unas estructuras definidas, unos niveles de inversión estimados para su desarrollo, unas tasas de descuento adecuadas que tengan en cuenta el coste alternativo implícito a cualquier inversión y su riesgo,… y una subjetividad objetiva y analítica importantes del analista para extrapolar las expectativas a largo plazo.

Las expectativas de negocio, incluida la incorporación de Schlecker (aquí tenéis información) desde febrero’2013, quedan plasmadas en esta Cuenta de Pérdidas y Ganancias estimada:


Se estimaron para 2013 ventas sin Schlecker de 10.752 millones de euros, a los que se incorporaron 290 millones de Schlecker. Durante este año, DIA analizará el modelo de tienda a desarrollar en este segmento y su lanzamiento será para 2014. Hemos incorporado al plan de negocio los costes  estimados asociados – provienen de la cuenta histórica de Schlecker -, además de unos ingresos atípicos por apertura no recurrentes de 40,88 millones de euros incluidos en el margen. Se estima una inversión de adaptación y relanzamiento del modelo de 169,05 millones de euros (50,7 en 2013 y el resto en 2014).

El Beneficio Neto Consolidado para 2013 se estima en 229,44 millones de euros, con un BPA de 0,37 euros/acción una vez realizada la cancelación de 28.265.442 de acciones que se propondrá a la JGA. Las previsiones iniciales de Grupo DIA depositadas en CNMV para su Salida estimaban un Beneficio de 204,82 millones y BPA 0,30 euros/acc.

En base a esta Cuenta de P y G consolidada, a los flujos de caja que genera, al plan de inversión estimado a desarrollar, a la tasa de crecimiento a perpetuidad de sus flujos de caja necesarios para calcular el valor terminal y a la tasa de descuento calculada (wacc después de impuestos) alcanzaríamos nuestra valoración.

El proceso de la valoración es similar al que se expuso anteriormente en “Dia, ¿una inversión de valor?” con lo que nos ahorraremos los detalles.

La tasa wacc que utilizaremos es del 9,347%, adecuada como media para los riesgos implícitos de su negocio y países donde opera.

 


El Capex estimado para el desarrollo de negocio se encuentra en los rangos que estimó DIA para su plan de negocio, su plan de expansión y remodelings de tiendas. En 2013 ya expresó que invertirá unos 350 millones de euros, concentrando su inversión en España, Portugal, Brasil y Argentina, y todo esto sin incluir la línea de negocio de Schlecker.

En esta valoración de aproximación se estima una tasa “g” de crecimiento a perpetuidad de los FCL del 0,75% y en base a ella obtenemos un valor terminal de 4.555,02 millones de euros para después de 2016.

El valor de empresa obtenido es de 4.598,36 millones de euros (en VAN VT representa el 75,76%), siendo el valor de los fondos propios de 3.774,92 millones. Bajo estas hipótesis el valor de la acción de Grupo DIA sería de 5,80 euros, inferior a su cotización actual por encima de 6 euros.

Si observamos el resultado de la valoración por DFC respecto a la situación en el mercado de operadores de referencia, apreciaremos que el valor estimado de 5,80 euros alcanza multiplicadores ligeramente superiores. Pero hay que tener en cuenta que con los Operadores de referencia expresamos la situación actual del mercado (cotización actual y estimación de resultados), y no el valor intrínseco de sus acciones que es lo que reflejamos en esta valoración de DIA.

Si nuestras estimaciones fuesen distintas a las tasas “wacc” y “g” expresadas, obtendríamos otros valores que quedan reflejados en la tabla de sensibilidad adjunta:

 

El valor promedio de la acción de DIA en esta matriz de sensibilidad es de 6,07 euros/acción.

Hoy, después de los resultados de 2012 presentados y la entrada en la nueva línea de negocio que representará Schlecker me decanto más por la banda alta de valoración, la que se encuentra en el ángulo superior derecha de la tabla, donde tendríamos un promedio de 7,01 euros/acción.

De cualquier modo, yo no entraría en este momento, sino que esperaría una corrección importante para tener un margen de seguridad aceptable respecto  de su valor fundamental.


PD.- Este análisis no puede considerarse una recomendación de compra o venta de títulos de DIA, es simplemente una opinión. ¡Cada cual que cuide sus inversiones!

————————

Enlaces a los Resultados 2012 en diacorporate.com:

Notas:

  • Debido a la limitación de información se optó por una valoración por DFC consolidada, cuando lo mejor hubiese sido una valoración por partes, por cada país donde opera, e ir agregando el valor resultante de cada uno de estos a la acción.
  • Utilizamos la misma tasa wacc para todos los años, cuando ésta debería ser distinta para cada año en función de su estructura de financiación. Se da por supuesto que permanecerá inalterable la estructura de financiación.